Pareja Peleando A Gritos

All Pro Dad

¿Estás soltero o saliendo con alguien que piensas que puede ser el o la elegida? ¿O tienes hijos que están saliendo y pueden estar pensando en boda en algún momento?

Si es así, es posible que quieras considerar la importancia de casarse antes de irse a vivir juntos, o enseñar a tus hijos acerca de los peligros de “juntarse.”

Más y más parejas están optando por mudarse juntos antes de casarse. Una razón es ahorrar en el alquiler. Sí, ahorrar. Esta no es, y no debería ser una razón para vivir con alguien, que puede o puede que no se convierta en tu cónyuge. De hecho, es una muy mala razón. A continuación, cinco razones por las que es una mala idea:

1.  No hay bendición de Dios. La Biblia considera el juntarse como lo opuesto a un legítimo matrimonio. Un legítimo matrimonio consiste en la unión entre un hombre y una mujer que han hecho un pacto y compromiso. Juntarse no involucra ninguno de los dos. El matrimonio es una unión creada por Dios y una unión que Dios bendice.

2.  Tu relación probablemente terminará. Un artículo en examiner.com establece que el 80 por ciento de las relaciones que se juntan simplemente, terminan antes del matrimonio, o en divorcio después del matrimonio. Una razón es porque no hay un compromiso antes del matrimonio. Una relación sin compromiso no durará, y el matrimonio es el más grande compromiso que puedes hacer en la vida.

3.  Tus hijos serán negativamente afectados. Para los padres que tienen hijos, ellos tienen el triple de posibilidades de ser expulsados de la escuela o quedar embarazados, cinco veces más a vivir en pobreza, y 22 veces más de ser encarcelados – todo porque escogiste vivir con alguien con quien no estabas casado.

4.  Te vuelve perezoso. Como un hombre casado, sé que una vez que las citas terminan, la relación cambia. Vivir juntos quita la parte de “ser lo mejor que puedas” de tu relación. Algo así como las entrevistas de trabajo – vistes el traje para la entrevista, pero una vez contratado, vas en pantalones simples y polo. Y si estás viviendo con una mujer y obteniendo los mismos “beneficios” del matrimonio – sexo, alguien que te ayude con la casa, compartir las cuentas – puedes también hacerte flojo para dar el siguiente paso en tu relación.

5.  Ahorro en el alquiler. Arriba mencionado.

Vía: Charisma Magazine

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s