Max Lucado - Banner 2015

Centurion En La Cruz

Mateo 27:54 dice que cuando el centurión y los que estaban con él, estaban custodiando a Jesús, vieron todo lo que había ocurrido, se aterrorizaron y exclamaron, “¡Verdaderamente, este era Hijo de Dios!”

El centurión no era ajeno a la finalidad. Pero esta crucifixión lo atormentaba. A medida que las horas pasaban, no sabía qué hacer con el silencio del Nazareno, o con su bondad. Pero, sobre todo, estaba perplejo por el cielo negro a media tarde. Nadie podía explicarlo. Cuando Jesús repentinamente cortó el silencio exclamando, “Consumado es,” no fue un grito. Fue un rugido – ¡El rugido de un león! Tal vez eso hizo que el centurión dijera lo que dijo, “Este no era un hombre normal. Era el Hijo de Dios.” Si el centurión no lo decía, los soldados lo habrían hecho. Con seguridad, ¡Él era el Hijo de Dios!

Vía: Max Lucado

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s