Hombre - Orando

Susie Larson

¿Alguna vez te has encontrando preguntándole a Dios cosas que te han dejado sintiéndote más desesperado que esperanzado?

Aunque Dios ha hecho cosas asombrosas en nuestro medio el año pasado, también hemos experimentado dolor y desesperación. Rugieron algunas batallas, el enemigo hizo alarde de nuestras decepciones en nuestra cara, y el sentimiento de pérdida amenazó con tragarnos vivos.

Aunque no deseo entrar en detalles de mi angustia, diré que aprendía algo muy valioso, algo que nunca quiero olvidar. Tal vez te ayude a ti también.

Cuando en medio de mis decepciones, he permanecido mirando campo estéril que se suponía iba a estar fructífero, y me preguntaba en voz alta, ¿por qué este campo no produce fruto? ¿Cómo sucedió esto? He plantado semillas. Las he regado con la Palabra. Vivo por fe. ¿Por qué no estoy viendo los resultados que imaginé en mi mente? ¿Qué pasó, Señor?

Yo no sé ustedes, pero me he dado cuenta que esa clase de preguntas te absorben la vida por dentro. Aunque Dios nos invita a hacer toda clase de oración en cada situación, pues Él se deleita en cada detalle de nuestras vidas, para mí, al menos, cierta clase de oraciones me dejan más agobiado.

De hecho, tal vez no son realmente oraciones en absoluto, sino más que nada preguntas mal dirigidas.

Por otro lado, cuando doy un paso atrás en mi campo y miro hacia arriba; cuando me recuerdo a mí mismo de quien soy y Quién es Él, algo en mi cambia. El Espíritu de vida dentro de mí se agita y despierta una vez más.

Cuando me dijo llevar por mis preguntas de “Cómo” y “Por qué” y me doy cuenta que son pueden ser contestadas ese momento, soy capaz de encontrar mi lugar de paz una vez más.

Años atrás mi hijo Luke me dijo estas sabias palabras, “Mamá, he aprendido que la pregunta ‘cómo’ no está en nosotros hacerla pues no está en nosotros responder. El cómo es siempre de Dios para hacer lo que es Su voluntad. Es nuestro trabajo mostrar y hacer lo que Él dice. Y la pregunta por qué es para nos niños que no saben cómo esperar o confiar. En algún momento tendremos que crecer y confiar en Él con nuestros por qué.”

Bueno, su sabia visión me dejó estupefacto.

He descubierto que las preguntas que llegan a mi vida son estas…

¿Me recordarías una vez más, Señor, quien soy yo para Ti?

Jesús, ¿te revelarías a mí en este lugar?

¿Cómo se ve aquí la obediencia, Señor?

¿Qué me estás diciendo aquí y ahora?

¿A qué me estoy aferrando que necesito dejar ir, de modo que pueda sostenerme más de Ti?

¿Hay alguna ansiedad en mí? Señálame algo en mí que te ofenda, Señor.

¿Qué imposible quieres lograr en y a través de mí, Señor?

Te lo digo yo. El Señor hace promesas fuertes y seguras para nosotros. Nos ama con amor eterno. Y ama revelarse a Sí mismo a quienes ama.

Él también prometió que experimentaríamos momentos duros durante nuestro tiempo en esta tierra. Nos advirtió que tendría que vivir y caminar por fe (lo cual significa que a veces todos necesitamos seguir adelante sin tener todas las respuestas). Él sabe que tenemos la tendencia de apoyarnos en nuestro propio entendimiento y lógica, de modo que nos pide que confiemos en Su corazón más que confiar en nuestra vista.

Quizás estos pensamientos no resuenan en ti, pero oro para que sí. ¿Estás preguntándole algunas cuestiones que Dios no tienen la intención de responder ahora mismo? ¿Te están frenando esas cuestiones, cuando Dios te está llamando a seguir?

Tal vez es hora de dejarlo a Dios. Tal vez es momento de hacer diferentes preguntas. Jesús dice que las cosas se muestran por sus frutos. Tú sabrás que estás haciendo las preguntas correctas cuando la paz y la perspectiva regresen. Sabrás que estás en el camino correcto cuando tu decepción tome el asiento de atrás, en tu cita divina.

Que el Señor levante tu cabeza y te de una nueva perspectiva hoy.

Vía: Charisma Magazine


Susie Larson es autora, oradora y locutora de radio para KTIS en Minnesota y Enfoque a la Familia.

 

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s