Max Lucado

Bebe - Cuidado

No tienes que disminuir tus estándares. O subirte a un pedestal enorme. Solo ser agradable. Normal y agradable. El discipulado es a veces definido como ¡Ser normal! No tienes que ser raro para seguir a Jesús. No tienes que dejar de gustarles a tus amigos para seguirle a Él. Todo lo contrario.

Una mujer en una pequeña comunidad de Arkansas era mamá soltera con un frágil bebé. Su vecina iba algunos días para ver al niño de modo que ella pudiera ir a comprar. Después de algunas semanas, su vecina le compartió más que su tiempo; le compartió su fe, y la mujer comenzó a seguir a Cristo. Los amigos de la joven madre objetaron. “¿Sabes tú que enseña esa gente?” le dijeron. “Lo que sé,” contestó ella, “Es que cuidaron a mi bebé.”

Pienso que a Jesús le gusta esa clase de respuesta, ¿No lo crees?

Vía: Max Lucado

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s