Y ciertamente aún estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia que es de Dios por la fe.  

Filipenses 3:8-9

¿Te sorprende este nuevo enfoque de la santidad? Se va a cambiar la cara misma del cristianismo. No es nada como las camisas de fuerza legalistas de ayer. Está enraizado en el deseo fuerte, no vergüenza, sino belleza. Al entender que Dios nos quiere como a su esposa, nuestra generación se levantará en hermosura de la santidad aún desconocida, con el corazón maduro y dulce con pasión y amor. Con mucho gusto le elegirán por encima de todo lo demás que compite por nuestra atención. Vamos a negar nuestra carne principalmente no por miedo, sino por el desbordamiento de los corazones enamorados, capturados por el hombre Cristo Jesús, encarnando belleza. Esta intimidad se sentirá motivada sobre todo por la asombrosa revelación que Él nos quiere dar y compartir su alegría, placer y belleza para el tiempo y más allá.

 ORACIÓN

Dios, el conocimiento de Tu deseo por mí, me hace desear ser santo como Tú eres santo. Tu amor capta mi corazón y me hace añorar el tiempo para compartir Tu alegría, placer y belleza para siempre.

Todas las cosas perdidas, sin duda vale la pena perder,  por la excelencia del
conocimiento de Jesucristo nuestro Señor.

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s