“Confía de todo corazón en el Señor y no en tu propia inteligencia.
Ten presente al Señor en todo lo que hagas, y él te llevará por el camino recto.”

Proverbios 3:5-6

Los capítulos 2 y 3 de Proverbios poseen una aparente paradoja en el liderazgo espiritual. Debemos tener sabiduría y entendimiento, pero no debemos confiar en ellas, sin el Señor. Incluso una buena sabiduría separada de Dios puede convertirse en una trampa. Entonces ¿cómo deben pensar los líderes de Dios?

Ellos piensan:

  • En grande – Se dan cuenta que la visión de Dios es generalmente más grande que la suya.
  • En otras personas – Siempre incluyen a otros en la combinación.
  • Continuamente – No están satisfechos con las respuestas de hoy.
  • En el resultado – Desean ver resultados y frutos.
  • En el crecimiento continuo – Desean seguir mejorando
  • Sin límites – Dejan a Dios fuera de la caja.
  • En la victoria – Desean ver el gobierno de Dios en la tierra.
  • Intuitivamente – Trabajan con sentido.
  • Servicialmente – Desean servir y añadir valor a la gente.
  • Rápidamente – Evalúan con rapidez y ven posibles respuestas.

Extractado de “La Biblia del Liderazgo” de John Maxwell

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s