“Esperanza para una Nueva Nación” llevó el evangelio a cerca de 100,000 personas el pasado viernes y sábado en el John Gerang Memorial Park en Juba, y la gente recibió el mensaje con gozo.

Ambos días comenzaron bajo un calor sofocante, con el sol cayendo sobre las miles de personas asistentes. La gente encontraba sombra donde podía, o usaba paraguas, e incluso una toalla en sus cabezas para pelear con el calor.

A pesar de la temperatura, los 500 miembros del coro cantaron por más de una hora y media una ofrenda de alabanza de júbilo a Dios y muchos en la multitud danzaron, también.

A medida que el sol se ocultaba, ofreciendo alivio del calor, la Banda Tommy Coomes y Dennis Agajanian también presentaron canciones de alabanza. Luego, Franklin Graham predicó la Palabra de Dios: La historia de Bartimeo, el ciego, el viernes, y la historia de Zaqueo, el recolector de impuestos, el sábado.

Estas son simples historias de cómo Dios suple a la gente en su necesidad, pero obviamente lleva el mensaje a sus corazones. Ambas noches, cuando Graham extendió la invitación para recibir a Cristo, jóvenes y viejos corrieron hacia la plataforma. En las dos noches, más de 6,270 personas respondieron a la invitación.

Mientras la gente era aconsejada el sábado, el Obispo James Lagos Alexander, coordinador nacional para el Festival, dijo: “Pienso que es un gran sentir. Y me dice que Dios está respondiendo nuestras oraciones. Hoy, es maravilloso. Dios está reinando en esta nación. Dios está bendiciendo esta nación. Dios está derramando y trayendo esperanza a esta nación. Y el Nombre de Dios será exaltado. Sud Sudán no será el mismo. Dios nos ha visitado ayer y hoy, y no seremos los mismos. Las iglesias de esta tierra no serán las mismas. Gloria a Dios. ¡Que Su Nombre sea alabado!”

Viernes, 26 de Octubre—Cuando el Festival de Esperanza para una Nueva Nación con Franklin Graham comenzó en Juba, Sud Sudán, esta noche, decenas de miles de personas estaban esperando la reunión en el John Garang Memorial Park para escuchar un mensaje evangelizador de Franklin Graham, y la música de un coro de 500 voces, a Dennis Agajanian y Tommy Coomes Band.

Con cada minuto que pasa hasta que la primera nota suena a las 5 pm, la emoción y el entusiasmo crece. El pastor Mawan, pastor principal de Juba International Chapel, dijo que sus expectaciones para el Festival eran altas: “Esta es la primera vez desde que la nación fue formada que tanto pueblo de Dios se reunirá.”

Mawan está orando para que mucha gente conozca a Jesús como sus Salvador personal durante el Festival. “Si lo hacen,” añadió, “nuestras iglesias crecerán y tendremos influencia en nuestra nación.”

Afaf Awad, una mujer consejera que asiste a la Hope Pentecostal Church en Munuki, le dijo a la Revista Decisión que ella ha alentado a la gente de su familia y de su área a ir con ella al Festival. “Le he hablado a mucha gente; no los he contado,” dijo. “Algunos de ellos han dicho que vendrán. Muchos respondieron, y hoy algunas personas vinieron y me visitaron en casa para preguntarme a qué hora comienza el programa.”

Awad cree que su involucramiento con el Festival es parte del propósito de su vida el cual es proclamar Su Nombre. “A través de mí, la gente en mi familia ha recibido a Jesucristo. Y he hecho un pacto conmigo misma, un voto, que toda mi vida seré sierva de Dios.”

El evangelista Charles Lumori con la Iglesia Episcopal de Sudan dijo que ha visto los testimonios. “Ya hay gente que está conociendo a Cristo… antes del Festival, y ahora desean estar entre esta multitud para expresar su gozo y felicidad.”

Durante un servicio de dedicación el martes, el coro permaneció pacientemente en una mezcla de lluvia y unos pocos momentos de sol, sin quejarse, reportó el Director del Festival Hans Mannegren. “Cuando el coro cantó la canción de Esperanza para una Nueva Nación, la fuerza y pasión de sus voces se oyeron fuertemente. Cuando cantaron otras canciones en árabe, su pasión fue igualmente clara.

“También estuvieron orando con gran fervor mientras dedicaban el parque y las reuniones al Señor,” dijo Mannegren.

“Solo Dios sabe lo que ocurrirá después del Festival,” dijo el Obispo Archangelo de la Iglesia African Inland en Sudán. “Creo que Dios está haciendo un nuevo comienzo. Este es un tiempo en el que Dios nos está preparando como sus vasos para alcanzar a la gente en esta nueva nación.”

Vía: Charisma News

Acerca de Toto Salcedo

Comunicador Radio-TV RR.SS Libro: Revolucion desde adentro Pastor EKKLESIA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s