12 cambios POSITIVOS en la Iglesia y la Sociedad durante el Coronavirus (3ra Parte)

Joseph Mattera

(Foto de Anna Shvets de Pexels)

… 

  1. El orgullo de la humanidad se humilla cuando Dios sacude a las naciones. Dios no sólo salva a las personas, sino que también sacude a las naciones. En un corto período, ¡Dios ha cerrado la actividad y la economía de las naciones desarrolladas del mundo! Dios, siendo el juez soberano de las naciones, es el tema de numerosos pasajes de la Biblia, como los Salmos, los libros de Daniel y el Apocalipsis.

También es el centro de gran parte del contenido de los profetas Isaías, Jeremías, Amós y más. El retribuido “Día del Señor” que humilla el orgullo de la humanidad es experimentado por casi todas las generaciones.

Es necesario recordarles de nuevo que sólo Yahvé es el verdadero Señor soberano (véase Isaías 2:10-22, 24). La arrogancia de la humanidad, seducida por su riqueza autocentrada, hace que esta visita generacional sea una necesidad.

 

  1. La gente está abierta a medidas de salud preventivas. La mayoría de las muertes por coronavirus recaen en aquellos con un problema de salud preexistente. Como resultado, muchos están despertando al hecho de que necesitan cuidar su salud física. Esto es especialmente cierto ya que el sistema de salud está sobrecargado y es incapaz de acomodar a cada persona enferma. La nutrición adecuada, el sueño y la dependencia del Señor son cosas que podemos controlar. Seguir proactivamente estos principios mejora enormemente nuestra inmunidad, haciendo menos probable que nos enfermemos del coronavirus. Esto se debe a que los virus se adhieren a las células débiles (endógenas) que son más propensas a proliferar con una mala dieta.

 

Por lo tanto, aquellos que consumen sólo alimentos vivos (y evitan los alimentos ultra-procesados), que hacen ejercicio constantemente y que practican de forma proactiva la salud preventiva (en lugar de depender de los medicamentos recetados para aliviar los síntomas), es más probable que maximicen sus días y cumplan con su misión divina. La medicina de Dios no sólo utiliza la fe para la curación divina, sino que también orbita alrededor de la dieta original basada en plantas que se le dio a Adán (ver Génesis 1:29).

 

Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer.

Génesis 1:29 RVR 1960

Un estudio intenso de los beneficios para la salud de cada fruta y verdura será una experiencia que cambiará la vida.

 

  1. Las familias pasan tiempo juntas. Con las escuelas canceladas y los padres trabajando desde casa, la gente se ve obligada a pasar tiempo juntas y las familias están cenando unidas regularmente. Con suerte, madres, padres, hermanos y cónyuges están aprovechando esta temporada de proximidad geográfica y social, y conectando de manera significativa.

 

  1. La educación en el hogar es ahora una opción viable. Con la llegada de la educación sexual radical en las escuelas públicas, muchos padres han considerado la educación privada y la educación en el hogar como una mejor alternativa. En el pasado, muchos estados, e incluso naciones como Alemania, han hecho extremadamente difícil para los padres asumir la responsabilidad de educar a sus hijos en el hogar. El coronavirus ha hecho que tanto las escuelas en línea como la educación en el hogar sean una opción viable.

En consecuencia, muchos padres de niños pequeños han tomado la responsabilidad de educar a sus hijos fuera del sistema estatal, lo que se ajusta a lo establecido en Deuteronomio 6:6-9.

 

6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. 8 Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; 9 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.

Deuteronomio 6:6-9 RVR 1960

 

Esto puede resultar en impedir que la agenda de la izquierda radical adoctrine a millones de estudiantes con su visión secular del mundo. No se puede exagerar el potencial de las instituciones educativas cristianas para entrar en este vacío y proporcionar un sólido plan de estudios.

 

Para terminar, Dios nunca se sorprende por ninguna crisis o problema. Su pueblo debe adoptar y avanzar en tiempos difíciles. Yo pido a la iglesia que no pierda esta oportunidad divina de estar en la brecha, amar, servir y proveer soluciones representando a Jesús en este mundo herido.

 

12 cambios POSITIVOS en la Iglesia y la Sociedad durante el Coronavirus (2da Parte)

Joseph Mattera

(Foto de Anna Shvets de Pexels)

 

  1. La gente tiene que depender de los demás para obtener recursos. Durante estos días, hay muchas grandes historias de heroísmo, altruismo y filantropía. Cada crisis saca lo peor, como los supervivientes acaparando y luchando por la comida, pero también maximiza la magnanimidad de la humanidad. Por ejemplo, la gente está cuidando a los ancianos, sirviendo café y comida gratis a los trabajadores de la salud, y demostrando su amabilidad con los vecinos. Esta desarticulación de la independencia y el aislamiento en las comunidades está catalizando muchas relaciones.

 

  1. La dependencia de Dios no es sólo una teoría. Aunque muchas iglesias utilizan aplicaciones para donaciones en línea, algunas iglesias se han negado a hacerlo. Como resultado, están experimentando una caída sustancial en las donaciones. El miedo a perder el trabajo y los ingresos tendrá un impacto negativo en las donaciones. Algunos han estimado que bajará un promedio del 20% en los EE.UU. Ahora, más que nunca, la iglesia tendrá que ir a otro nivel en la fe y la dependencia de Dios para su sustento. Aquellos que carecen de una fe vivencial y de intimidad con Dios durante estos días buscarán un encuentro con el Dios vivo o experimentarán una profunda desesperación y fracaso. La Escritura dice: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4).

El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

                      Mateo 4:4 RVR 1960

  1. La gente está aprendiendo a enfrentarse a la realidad sin entretenimiento y sin ocuparse de nada. La gente, al carecer de la típica diversión, de sus agitados desplazamientos y deportes competitivos, tienen más tiempo para reflexionar sobre su vida y su propósito.

Este drástico cambio ha creado más espacio interno para la autorreflexión y la conciencia, y a algunas personas puede no gustarles lo que ven cuando se miran al espejo. Esperemos que esta pausa nos cambie para siempre.

 

  1. La gente está aprendiendo la gratitud por las cosas simples. Las cosas que hemos dado por sentado en el pasado, como la salud física, los ingresos, los profesionales de la salud y los hospitales, el espíritu empresarial, y la libertad de reunirse para la adoración, ¡son ahora más apreciadas que nunca! Esperemos que esto resulte en una apreciación de actitud a largo plazo.

 

  1. Las personas se enfrentan a su mortalidad. La proliferación masiva de este virulento brote ha hecho que cada persona considere su fragilidad y mortalidad. Según el “Cantar de los Cantares” (Salmo 90:9-12), esta toma de conciencia puede dar lugar a un corazón de sabiduría.

  9 Porque todos nuestros días declinan a causa de tu ira;

Acabamos nuestros años como un pensamiento.

10 Los días de nuestra edad son setenta años;

Y si en los más robustos son ochenta años,

Con todo, su fortaleza es molestia y trabajo,

Porque pronto pasan, y volamos.

11 ¿Quién conoce el poder de tu ira,

Y tu indignación según que debes ser temido?

12 Enséñanos de tal modo a contar nuestros días,

Que traigamos al corazón sabiduría

Salmos 90:9-12 RVR 1960

 

12 cambios POSITIVOS en la Iglesia y la Sociedad durante el Coronavirus (1ra Parte)

Joseph Mattera

(Foto de Anna Shvets de Pexels)

 

Han habido muchas tragedias, como enfermedades, muertes y caídas en la economía, debido a la actual pandemia de coronavirus.

 

En medio de estas muchas tragedias, también ha habido muchos cambios positivos que pueden tener un impacto permanente. No soy un dualista semignóstico; por lo tanto, mi teología permite que Dios se involucre en esta pandemia (si Dios la inició o simplemente la permitió no es el tema de este breve artículo). Para aquellos que son los que están aprendiendo y adaptándose, creo que la iglesia y la cultura nunca serán las mismas. ¡No son los “instruidos”, sino los que siguen aprendiendo, los que heredarán la tierra!

Además, mientras muchos creyentes están orando por el reavivamiento y el despertar espiritual, nuestra respuesta inicial debería ser la introspección y el arrepentimiento. Ignorar esta oportunidad presente dada por Dios, que debería traer consigo una purga de la pecaminosidad, resultará en un cristianismo superficial. Es vital para la iglesia experimentar una permanente y penetrante transformación tanto individual como colectivamente.

 

12 posibles cambios positivos:

 

  1. La iglesia ya no debería depender de las multitudes en un edificio. Durante demasiado tiempo, el término “iglesia” se equiparó a lo que ocurría dentro de las cuatro paredes de un edificio los domingos por la mañana. El éxito de una congregación se medía principalmente por el número de personas presentes en el servicio. Incluso llamamos a las instalaciones que se usan para el servicio, “iglesia”. La pandemia del coronavirus ha demostrado que la iglesia ya no puede ser definida por un solo servicio de domingo por la mañana. Muchas iglesias han aprendido a mantenerse conectadas y a servir a su comunidad a pesar de las prohibitivas leyes de encierro. Las iglesias que se han negado a adaptarse tendrán dificultades para sobrevivir en esta temporada.

 

  1. Con las restricciones de viaje, el enfoque tiene que ser localizado. Ahora que hay restricciones de viaje y reuniones públicas, muchos líderes, como yo, hemos tenido que enfocar nuestros esfuerzos localmente. Estamos pasando mucho tiempo en casa, dedicando horas de energía a nuestras familias biológicas y espirituales dentro de nuestra proximidad geográfica. Todo cambio sistémico genuino comienza localmente y, en mi opinión, este reajuste ha sido algo bueno.

 

  1. La gente tiene que conectarse en pequeños grupos. Ha habido mucha planificación estratégica centrada en mantener a la gente conectada a través de pequeños grupos. Antes de la prohibición, grupos de 10 o menos se reunían. Continúan reuniéndose a través de vídeo conferencias Zoom y otros recursos en línea. Muchas iglesias están contactando a cada individuo de su congregación para asegurarse de que están bien.

Con menos énfasis en la gran multitud, muchas iniciativas de la iglesia se han reducido al toque personal en lugar de la persuasión en forma de un programa.

 …

LÍDERES funcionales vs. organizacionales

Sam Chand

 

¿Cuáles son las transiciones que te han llevado a dónde estás? Dos cosas son indicativas de nuestro viaje en el liderazgo: hay dos tipos de líderes.

 

Todos comienzan como líderes funcionales. Si su trayectoria los lleva en la dirección correcta, terminan siendo líderes organizacionales.

Así que empiezas a funcionar en proyectos a cargo de las cosas. Cuando haces esto lo suficientemente bien, y alguien viene y dice: “¿Sabes qué? Es un buen líder funcional; pero tal vez también pueda ser un líder organizacional. Tal vez puede estar por encima de la gente”. Esta transición suena simple; pero aquí es donde están los desafíos.

Cuando alguien pasa de ser un líder funcional a un líder organizacional, hace un cambio importante. Las cosas no te responden; la gente lo hará. Las cosas no contienen todos los desafíos que vienen con la gestión de las personas. Así que este es un hemisferio completamente diferente, y la transición entre hemisferios es el mayor desafío.

Siempre que traslades a alguien de ser un líder funcional a un líder organizacional, piensa mucho y detenidamente sobre el tema.

  • ¿Cómo son con la gente?
  • ¿Cómo manejan los conflictos?
  • ¿Pueden autodisciplinarse?
  • ¿Son autogestionables?
  • ¿Son personas que entienden la importancia de la comunicación?
  • ¿Son personas comprensivas?

 

Han habido muchos líderes funcionales excepcionalmente buenos que se han quedado en la ruina porque alguien pensó que serían un buen líder organizativo. Sólo porque alguien prospere en un hemisferio no significa que también lo hará en el otro.

 

 

 

Ya ha sucedido antes: RECUERDE la pandemia de 1918

Lee Grady

No es la primera vez que vemos algo como COVID-19. (The Seattle Daily Times)

 

La crisis del coronavirus nos ha traumatizado a todos. Ahora vivimos en un mundo extraño de máscaras médicas, ventiladores, restaurantes de autoservicio, distanciamiento social y servicios religiosos en línea. Hemos cancelado escuelas, cerrado negocios y juzgados, clausurado teatros, pospuesto conciertos, eliminado todos los eventos deportivos y hasta cerrado los parques de diversiones. Se siente como si estuviéramos atrapados en una pesadilla.

Mientras nos refugiamos en nuestro hogar, escuchando los informes de los medios de comunicación sobre el aumento de la mortalidad, algunas personas se preguntan si el mundo está a punto de terminar.

Tengo buenas noticias. En resumen, puedo asegurarles que el mundo no se está acabando. Este virus seguirá su curso y el mundo volverá a funcionar. Hay vida después de COVID-19.

¿Cómo puedo decir eso con tal seguridad? Porque he leído la historia, y sé que no somos la única generación que soporta una pandemia. El mundo ha sobrevivido a docenas de plagas, incluyendo la Peste Negra (que mató a unos 60 millones de personas), el brote de viruela de 1520, el brote de fiebre amarilla de finales de 1800, la “Tercera Plaga” de 1855 y la notoria pandemia de gripe española de 1918-1919.

La gripe española mató entre 40 y 50 millones de personas en todo el mundo, es decir, alrededor del 4% de la población mundial en ese momento. Las muertes incluyeron a unos 675.000 estadounidenses. Aquí hay algunos datos sobre esa plaga, en caso de que estuvieras dormido cuando se discutió en la clase de historia:

  • Los americanos no sabían cómo luchar contra la plaga, y no teníamos acceso a las medicinas que tenemos hoy en día. Pero había advertencias de salud pública, cuarentenas, distanciamiento social y muchas máscaras. Se aconsejaba especialmente a la gente que no escupiera en público. En Nueva York, los Boy Scouts patrullaban las calles, entregando educadamente a los escupidores tarjetas impresas que decían: “Estás violando el Código Sanitario”.

 

  • Pennsylvania, Colorado y Maryland tenían las tasas de mortalidad más altas. Los trabajadores de la salud instalaron hospitales de campaña improvisados en los campos. Filadelfia fue particularmente afectada por la gripe española. Los cuerpos yacían en las calles y en las morgues durante días. Los anuncios en los periódicos instaban a la gente a lavarse las manos.

 

  • La gente tenía ideas supersticiosas sobre cómo luchar contra el virus. Algunos creían que llevar cebollas alrededor de sus cuellos los protegería. También había un rumor de que beber whisky podía protegerte de la enfermedad. Los niños cantaban una popular rima de saltar la cuerda en esos días. Era así: “Tenía un pajarito/ Se llamaba Enza/ Abrí la ventana/ Y entró la influ-Enza.”

 

  • Los funcionarios de salud locales instaron a la gente a mantenerse alejados de las multitudes. Las escuelas, las reuniones públicas y los servicios de la iglesia fueron cancelados durante semanas. Sin embargo, la gente no sabía tanto sobre higiene en esos días, así que las tasas de transmisión eran mucho peores que las de hoy en día.

 

Me ha fascinado la forma en que las iglesias respondieron a la gripe española. Los líderes cristianos, incluidos los pentecostales, obedecieron a los funcionarios de salud locales y cerraron sus iglesias para prevenir el contagio. A.J. Tomlinson, líder de la denominación Iglesia de Dios, escribió esto en su diario el 13 de noviembre de 1918: “El gobierno cerró todas las iglesias y reuniones públicas de todo tipo. Nos perdimos cuatro domingos, pero comenzamos de nuevo el domingo pasado. … Durante las últimas semanas, mucha gente ha muerto de gripe. Es notable, sin embargo, cuán poca de nuestra gente ha muerto con ella.”

7 consejos para CONTROLAR la ansiedad por la enfermedad del Coronavirus (3ra Parte)

Elizabeth Lombardo

Controlar la ansiedad por la enfermedad del coronavirus

  1. Cambie su «qué pasaría si» negativo por un «qué pasaría si» positivo.

Intente plantearse una línea diferente de preguntas a sí mismo. Puede cambiar su “qué pasaría si” de un pensamiento catastrófico a perspectivas más emocionantes en un simple giro de guion. Por ejemplo, “¿Qué pasa si algo positivo viene de esto?” o “¿Qué pasa si mi familia se aproxima a una cuarentena?” Esas son preguntas para las que realmente desea que las respuestas sean verdaderas.

  1. ¡No siga al pánico!

Deje de seguir las noticias negativas de los medios sociales. Apague las noticias del televisor. Manténgase alejado de los sitios web o de los medios de comunicación que le dejan más ansioso. Silencien los textos tóxicos. Presione “borrar” en los comentarios o en los “amigos” que lo desaniman. ¡Se le permite priorizar su salud mental!

  1. Diferenciar entre posibilidad y probabilidad.

Hay una diferencia entre posibilidad y probabilidad, pero la difusión de la información y la desinformación pueden nublar eso. Mientras que las estadísticas cambian cada hora, no es probable que usted contraiga el virus y desarrolle complicaciones serias. Sí, siga tomando precauciones para detener la probabilidad de contraer o propagar el virus (quédese en casa, especialmente si está enfermo; lávese las manos; cúbrase la boca al toser; limpie diariamente las superficies que se tocan con frecuencia). No confunda la posibilidad de estar enfermo con la probabilidad de que ocurra.

  1. Aproveche este tiempo.

¿Cuántas veces ha pensado que desearía tener más tiempo para… pasar con su familia, hacer ejercicio, meditar, limpiar…? ¿Adivine qué? 

¡Su deseo ha sido concedido!

Intente aceptar este cambio de ritmo y haga las cosas que ha estado deseando hacer. Cuando realice tareas que ha estado postergando o disfrute de algún tiempo centrado en usted mismo, le ayudará a reducir su ansiedad.

Aunque no puede controlar todo lo que sucede en el mundo, puede controlar su ansiedad. Ponga en práctica estos consejos para reducir su angustia para que pueda sentirse y desempeñarse mejor.

Y recuerde, la vida tiene sus altibajos. Así es la vida. Cuando esté en un “bajón” y se sienta ansioso por ello, tenga en cuenta que las cosas mejorarán. Este es un momento difícil. Por lo tanto:

  • Dese a usted mismo la gracia,
  • Cuide de su salud mental,
  • Dese cuenta de que vendrá un “momento de gloria”.