Deja de posponer tu futuro

Rick Warren

La Biblia nos da cinco acciones que debemos tomar para dejar de posponer:

  1. Deja de excusarte. “Para no trabajar, el perezoso pretexta que en la calle hay un león que lo quiere matar.” (Proverbios 22:13 DHH). ¿Qué has estado diciendo que harás “uno de estos días”? ¿Acerca de qué te has excusado? La excusa número uno que escucho es, “Cuando las cosas se calmen, entonces voy a…” Las cosas nunca se calmarán. Debes tomar la elección de priorizar lo que es importante.
  2. Comienza ahora. No el siguiente mes, la siguiente semana, o mañana. “No presumas del día de mañana, pues no sabes lo que el mañana traerá.” (Proverbios 27:1 DHH). Ninguno de nosotros está garantizado para mañana.
  3. Establece un programa planificado. Proverbios 13:16 dice, “El que es prudente actúa con inteligencia, pero el necio hace gala de su necedad.” (DHH). Si no planeas, estás planeando fracasar. Necesitas designar algunos espacios cada semana para las cosas que necesitas hacer. Lo que sea, ponlo en tu calendario. Y si es una gran tarea, divídela. Divídela en pequeños pedazos.
  4. Enfrenta tus miedos. Odiamos admitir que tenemos temores, pues pensamos que son una señal de debilidad. Pero el mielo es una señal de humanidad. Solo los tontos no tienen miedo. Has escuchado decir que, “el coraje no es la ausencia del miedo; es continuar a pesar de nuestros temores.” La Biblia dice que no hay nada que no puedas vencer con la ayuda de Cristo que te da la fortaleza.
  5. Enfócate en lo que ganas, no en el dolor. Hay muy pocas cosas en la vida que son fáciles. Debes imponerte a la frustración y mirar la ganancia más allá del dolor. Concéntrate en cuán bien te sentirás una vez que termines la tarea.

Gálatas 6:9 dice, “Así que no nos cansemos de hacer el bien. A su debido tiempo, cosecharemos numerosas bendiciones si no nos damos por vencidos.” (NTV)

Jesús nunca dijo que la vida sería fácil. Habrá sacrificio y compromiso. Pero hay tremenda recompensa cuando hagamos las cosas para las que fuimos llamados a hacer.

Hablando sobre el tema.

No preguntes, “¿Qué tengo ganas de hacer?” En lugar de eso pregunta, “¿Qué quiere Dios que haga?”

Quiero que escribas tres cosas que sabes que Dios desea que hagas, una en cada una de estas tres áreas: tu familia, tu vida personal, y tú trabajo o carrera. Escoge una de estas tres, y comienza hoy. Incluso si puedes trabajar en tu meta solo 15 minutos al día, hazlo – ¡te sentirás mucho mejor!

Vía: Ministry Today

Mantente en contacto con Dios

Felicidad

Cindy Trimm

Así ya no seremos niños, zarandeados por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de enseñanza al vivir la verdad con amor, creceremos hasta ser en todo como aquel que es la cabeza, es decir, Cristo.

—Efesios 4:14-15

Si nosotros los niños vamos a permanecer en el “negocio familiar”, debemos mantenernos en estrecho contacto con Dios. No podemos venir solamente los domingos para el almuerzo; como mínimo, deberíamos recibir instrucciones diariamente, si no cada hora. Si estamos haciendo algo realmente revolucionario, deberíamos comunicarnos incluso con mayor frecuencia. Debemos tener reuniones regulares de planificación y conferencias estratégicas con Dios y unos con otros. Debemos estar en constante comunicación respecto a cada detalle de lo que hay que hacer a lo largo del camino. Debemos sobrellevar los momentos de silencio en oración, así como los tiempos de desbordante revelación.

Oración

Padre, declaro que mi espíritu está hoy abierto a tus instrucciones. Hablo a los cielos y ordeno que se abran para mí, sin interferencias para que yo pueda oír directamente de ti. Acepto mis reuniones contigo, diariamente, sino cada hora. Recibo el abrumador desborde de revelación que obtendré durante mis tiempos de oración. Declaro que debido a esto lograré lo imposible en el nombre de Jesús. Amén.

Tomado del Libro Devocional Declara Bendición Sobre Tu Vida de Cindy  Trimm

La integridad gana

ver a Dios

Cindy Trimm

“Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios”.

—Mateo 5:8, rv60

Cuando el Reino de los cielos y el reino de este mundo estén en pugna, estarán los que han oído del cielo que suministrarán las estrategias para la victoria. Estarán los de vida de oración más íntegra—puros, honestos, sanos, fuertes, sin manchas y estables—que se levanten con las respuestas y la convicción de ver que la lucha llegua a su fin.

Oración.

Padre, dame un corazón puro delante de ti, y quita todo bloqueo que me impida comunicarme contigo. Levanto mi voz como una trompeta en Sion para declarar que tú eres el Señor. Tú reinas sobre mi vida. Tú deshaces las obras del enemigo. Atraviesa la oscuridad con la luz de tu presencia. En el nombre de Jesús, amén.

Tomado del Libro Devocional Declara Bendición Sobre Tu Vida de Cindy Trimm

¿Vale la pena luchar?

Mano - Lucha - Esfuerzo

T.D. Jakes

Las cosas que son más importantes en la vida a menudo no llegan sin un reto o esfuerzo. A nadie le gusta perder, pero eso no significa que cada conflicto o batalla que tenga en la vida merezca la pena lucharla. Cuando vemos algo que se escurre de nuestras manos, nuestro instinto es entrar en modo lucha para proteger y preservar lo que nos pertenece. Una amenaza para nuestra carrera significa una lucha. Una amenaza para nuestro hogar significa una lucha. Una amenaza para nuestro matrimonio o nuestra salud significa que es el momento de luchar. La disposición y preparación para luchar contra una amenaza es un rasgo saludable. Pero algunas situaciones sencillamente no merecen la pena que luchemos.

A veces, una carta de despido en el trabajo es lo mejor que le podría suceder para lanzar su carrera en otro lugar. El rechazo de un amante podría retirar el enchufe de una relación que ha estado en soporte vital durante demasiados años. La expropiación del auto que no podía pagar podría ser su pasaporte para una libertad económica y redención.

Al principio, estos tipos de situaciones pueden provocarle a entrar en modo lucha, pero luchar por algo que es intranscendente en el plan más amplio de su destino puede apartarle de obtener lo que realmente desea. En un nivel espiritual más profundo, la supervivencia puede significar soltar lo que le ha estado reteniendo. Con mucha frecuencia, saber si es momento de luchar o de soltar es cuestión de revisar su ego y apartarlo del camino.

Sigue leyendo

Una cita especial

 

b510cb56709dfff5ea20c313c650b084

Max Lucado

Un tiempo a solas con Dios, es muy similar a una cita especial. A Denalyn y a mí nos gusta ir a los mismos restaurantes una y otra vez. Cuando estamos allí, recordamos momentos especiales que hemos compartido antes. Nuestro corazón se abre. Hablamos el uno con el otro. Nos escuchamos, reímos y algunas veces, lloramos. ¡Me encantan esos momentos!

Lo mismo es con Dios. Un tiempo a solas con Dios es muy similar a una cita especial. Estas son algunas herramientas que te ayudarán a tener una cita especial con Él. Elige un espacio en tu agenda y reclámalo para Dios. Tomate el tiempo que necesites. Tu tiempo con Dios debería durar lo suficiente para decirle lo que quiere y para que Dios te diga lo que Él quiere.

Ten abierta la Biblia, la Palabra de Dios, su carta de amor para ti. Ten un corazón que escuche y escucha al amante de tu alma. Asegúrate de que tu cita con Dios está en el calendario, y ¡Haz todo lo que está en tu poder para hacerla especial!

Vía: Max Lucado

Vivir en garantía

P1140662.JPG

Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración.

Romanos 12:12

¿Nosotros perseveramos en la oración? ¿Valoramos nuestra relación con Dios más que la vida misma? ¿O somos desviados por dudas y distracciones? Hay un cierto grado de ensayo y error en llegar a conocer a Dios con este tipo de garantía. Muchos renuncian a ella o aceptan la enseñanza de que conocer a Dios de esa manera solo es para unos pocos elegidos. Otro problema es que a fin de estar cerca de Dios, debemos andar por un sendero que nos saca de nosotros mismos y nos exige dejar atrás el equipaje de complejos, dudas, egocentrismo, hábitos destructivos, adicciones y odio. Aunque la senda está bien marcada, es un camino que debemos dominar por nuestra cuenta.

ORACIÓN

Padre, nada puede separarme de tu amor. Puedo dejar ir mi pasado con valentía y enfrentar cualquier desafío que se halle por delante porque has llenado mi alma con gozo y con paz y mi corazón con valentía. Dondequiera que vaya llevo tu sanidad y tu consuelo a la atmósfera. Protégeme de persecución y acusación falsa, de la tentación y de transigir. Me levanto hoy sabiendo que mi salvación está segura debido a la obra completa de Cristo en el Calvario. En el nombre de Jesús, amén.

Tomado del Libro Devocional Declara Bendición Sobre Tu Vida de Cindy Trimm.