Por qué el fracaso podría ser lo mejor que te ha sucedido

Mujer Cocinando

Angela Howard

Los fracasos suceden. No solo a algunos, pero a todos. La pregunta es: ¿Escogeremos tener una visión optimista acerca del fracaso? ¿Aceptas el fracaso? O ¿estás escondiéndolos en un intento de parecer perfecto? Seamos verdaderos y honestos. El fracaso puede ser lo mejor que haya pasado.

No Soy Ninguna Donna Reed.

Podría parecerme a ella en mi delantal, pero no soy Donna Reed. Si no sabes quién es ella, entonces solo diré que no soy Martha Stewart. (Si no sabes quién es, ahí no puedo ayudarte). Ese delantal es pura inspiración. Me gusta comer más que cocinar, así que, estoy inevitablemente obligada a ser creativa en la cocina.

Sintiéndome particularmente inspirada un día, decidí tomar los tomates de mi pequeño jardín, pelarlos (¡esto me tomó una eternidad!), y hacer una salsa marinara. Puse los tomates, cebollas, especias, y varios sazonadores italianos en la olla eléctrica a baja temperatura, durante la noche.

Al probar a la mañana siguiente, sabía amargo, así que añadí un poco de azúcar (mi abuela ¡siempre ponía un poco de azúcar a todo!) y algunos otros condimentos. Esa noche en la cena, serví a mi familia ravioles y salsa “marinara.” Se quedaron en silencio mientras comían y después de probar el primer bocado, dije, “Sólo voy a tirar esto fuera de aquí. ¡Esta es la peor salsa que he probado!” Todos nos echamos a reír.

Y ese no es mi único fracaso en economía doméstica:

Fabricar jabón líquido para manos: Esa fue una gran idea de mi hermana Alison. Pero al hacerlo, me salía demasiado espeso, o demasiado suelto, y secó nuestra piel.

Fabricar jabón de lavandería: Obtuve esta idea del internet. Estaba determinada a hacer eso porque era increíblemente barato. Pero no hubo suerte. Volví toda mi ropa blanca, de color amarillo sucio.

Los Fracasos Pueden Llevar Al Éxito.

Por lo general, tendemos a esconder la cabeza cuando consideramos nuestros fracasos, especialmente cuando son más dolorosos que unas simples desgracias domésticas. Fallarle a la gente que amamos, puede ser desgarrador, pero no te rindas. Los fracasos pueden llevarte al éxito.

“Los fracasos son las señales en el camino al éxito.” —C.S. Lewis

Los arranques de ira o las palabras poco amables, son una oportunidad para construir relaciones a través del arrepentimiento sincero y la bondad.

Las prioridades mal puestas, son una oportunidad para considerar tus valores y aprender a establecer límites.

Ser despedido, una puerta abierta a perseguir apasionadamente tus fortalezas y desarrollar la perseverancia.

El camino al éxito es a menudo preparado con errores y contratiempos. Enfrentar la adversidad del fracaso, te permitirá cultivar la capacidad de recuperación, la creatividad, madurez y carácter.

“ Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.” (Romanos 5:3-5)

Finalmente, el fracaso puede llevarnos a la conclusión de que el verdadero éxito  está en conocer la profundidad del amor de Dios por nosotros, y compartir ese amor con los demás.

Vía: Charisma Magazine

Amando a Dios, día 38

brazos-extendidos

“Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias, Que son perpetúas. De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes; Conforme a tu misericordia acuérdate de mí, Por tu bondad, oh Jehová”

Salmo 25:6-7

Cuando Dios me vio recorriendo hacia Su trono, mi cabeza se inclinaba en vergüenza, de repente me di cuenta que Él, como el padre del pródigo, era movida con amor y ternura hacia mí. La asombrosa verdad llegó estallando dentro de mi alma, ¡encendiendo la luz en mi corazón! Yo había estado luchando para complacer a Dios, de modo que le agradara, cuando todo el tiempo mi Padre celestial me había amado como mi papá me amó, ¡solo que mucho más!

Oración

Padre, nadie, ni siquiera mi padre terrenal, me ha amado nunca de la manera que Tú me amas. Como un niño, quiero arrastrarme hasta Tus brazos, y sentir que alejas de mi vida, las ataduras de pecado. Tú eres mi Abba, mi Papá, mi Padre celestial.

Sus brazos estaban extendidos, buscándome, anhelando capturarme en Su amoroso abrazo.

Todo será revelado

Semilla Germinando

Cindy Trimm

[Dios] aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones…

1 Corintios 4:5, rv60

Todo en el universo comienza y gira alrededor de dos cosas: palabras y pensamientos. Nuestros pensamientos, intenciones, motivaciones y aspiraciones—ya sean considerados secretamente en el corazón, declarados abiertamente como deseos, o escritos formalmente como metas—moldean y forman nuestro universo personal en algo magnífico y hermoso o vil y espantoso. Lo que abrigues en los corredores más recónditos de tus pensamientos, tarde o temprano, se exteriorizará por medio de tus palabras o acciones. Lo que esté oculto finalmente saldrá a la luz. Como una semilla que por un tiempo está escondida bajo el suelo, finalmente saldrá a la superficie y su verdadera esencia será revelada.

Oración.

Padre, me comprometo a llenar mi boca con tu Palabra. Que renueve mi mente y me vuelva más parecido a ti. Erradica todo lo que haya en mi corazón que no se parezca a ti. ¡Hazme más como tú! Haz que mi voluntad obre en armonía con la tuya. Corto todo patrón de pensamiento malo e inapropiado. Permite que las palabras de mi boca y la meditación de mi corazón sean gratas delante de ti. En el nombre de Jesús, Amén.

Tomado del Libro Devocional Declara Bendición Sobre Tu Vida de Cindy Trimm

El poder de un testimonio

El testimonio de cada uno de nosotros es una prueba de que el evangelio poderoso funciona.

“Jesús les dijo: Vayan por todo el mundo y anuncien la buena noticia de salvación a toda la gente” (Marcos 16:15). Usted y yo tenemos buenas noticias. Tenemos el privilegio de haber sido encomendados por nuestro Señor Jesús a dar las buenas noticias a toda la gente a nuestro alrededor.

Todos recordamos de niños cuando nos contaban historias. De las historias que impactaron mi vida cuando niño, están las de David ante el gigante Goliat; la de José, el soñador; la del arca de Noé; la de Moisés cruzando el Mar Rojo; y la de los tres hebreos en el horno de fuego, entre otras. Son historias poderosas que impactaron y que siguen impactando nuestra vida. Estoy seguro que nada más con mencionarle los títulos de estas historias, usted ya tiene en su mente un cuadro, imágenes que nos recuerdan los detalles que contenían estas historias.

Sigue leyendo

Unido al Espíritu

espiritusanto

Cindy Trimm

“Pero lo que da entendimiento al hombre es el Espíritu que en él habita; ¡es el hálito del Todopoderoso!”

—Job 32:8

Dios concibió y por su Espíritu llamó a la existencia a todo lo que existe. Trajo lo que ya existía en el mundo espiritual al mundo temporal por el poder de su Palabra. Respiró su fuerza creativa—su propio Espíritu—en la humanidad. Es su Espíritu en ti lo que te da inspiración y entendimiento de lo que ya existía en la esfera espiritual. Ese Espíritu que está en ti siempre existió—es eterno—y es la fuente de toda revelación y aliento. El Espíritu de Dios crea un proyecto en forma de entendimiento, y a partir de ese proyecto, todas las cosas vienen a ser.

Oración

Padre, tú me esculpiste de la nada, y llevo las marcas de tu gran diseño Estoy bien preparado para realizar cada tarea que me espera hoy. Señor, me has dado creatividad, ingenio, sabiduría, una sólida ética de trabajo y una mente disciplinada. En el nombre de Jesús decreto y declaro que tú estás ensanchando mi límites y que todo en mí está cambiando para mejor. Declaro que mi mente está reforzada y decidida. Mis emociones son profundas y estables. Mi fe está firme e inalterable. Soy tu hijo y me haces vencedor. En el nombre de Jesús, amén.

Tomado del Libro Devocional Declara Bendición Sobre Tu Vida de Cindy  Trimm

Amando a Dios, día 37

2

“Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse”

—Lucas 15:22-24

Así como el padre del pródigo se sintió desbordado con el gozo del regreso de su hijo, mi Padre Dios siente aún más gozo inexplicable, cuando llego a Su presencia. Él es un Dios que se regocija incluso en mi fracaso e inmadurez, un Dios al que no tengo que esforzarme para hacer feliz, pues Él ya es feliz conmigo. Él es un Padre que me anima y me llama con entusiasmo, Su hijo.

Oración

Padre, Tu amor ha cambiado mi vida y ha transformado mi espíritu. Mi corazón desborda con el gozo de saber que me has llamado Tu hijo.

Comencé mi caminar de entender el amor de Dios, lo que cambió poderosamente mi vida, reemplazando mi culpa con valentía santa y amor por Él.