Saber cuándo ausentarnos

Hombre de Negocios - Maletas - Viaje

“Y me alegro por vosotros, de no haber estado allí, para que creáis; mas vamos a él”.

Juan 11:15

Así como es necesario en algunas situaciones estar y que estén con nosotros, también es beneficioso en otras no estar y que no estén a nuestro lado.

Jesús dice que se alegra de no haber estado allí, y que se alegra no por Él sino por ellos, para que su ausencia aumente su fe y les permita crecer. 

Para crecer y hacer crecer a los demás, hay momentos en los que es imprescindible ausentarse.

Es tan negativo tener padres que están siempre ausentes, como tener padres que están siempre presentes. 

Es tan negativo tener pastores y líderes que están siempre ausentes, como tener pastores y líderes que están siempre presentes.

Porque la presencia en algunos casos dificulta la madurez e impide el desarrollo personal de nuestros hijos y nuestros discípulos.

La soledad en algunas ocasiones nos permite creer más en Dios y aferrarnos a Él, y también nos da la posibilidad de madurar al valernos por nosotros mismos.

El ausentarnos en determinados momentos demuestra que creemos en la otra persona y en sus capacidades y, también, cuando alguien se ausenta, que él cree en nosotros.

Por favor, discerní cuándo debés estar y cuándo debés ausentarte para no ser de tropiezo y estorbar el desarrollo de los demás.

Padres que si hubieran sabido ausentarse en su momento, sus hijos hoy serían mucho más maduros y estarían mejor equipados para enfrentar la vida.

Pastores que si hubieran sabido ausentarse en su momento, hoy tendrían líderes en su congregación y no solamente personas dependientes de ellos.

También aprendé a abstenerte en determinadas situaciones de recurrir a otros para poder aferrarte más a Dios y desarrollar mejor tus capacidades.

Yo bendigo tu vida para que Dios te dé la sabiduría para saber cuándo ausentarte y de esta manera desarrollar a los que Él ha puesto a tu cuidado.

Secretos para una vida plena: educación sexual a los hijos II

Padre e Hijo Platicando

Si desea leer la primera parte de esta publicación puede hacer clic en el siguiente link: Secretos Para Una Vida Plena: Educación Sexual A Los Hijos.

Educación sexual no es enseñar cómo mantener relaciones sexuales. La educación sexual no es genitalidad. Muchos creen que “cumplieron con el deber” porque explicaron cómo son los genitales y “advirtieron” de los peligros de las enfermedades sexuales. Eso no es educación, es deformación. No ayuda al crecimiento, sino que lo detiene.

No digas: “yo no sé cómo enseñar, mejor que la escuela lo haga”. Hay padres que creen que necesitan “saber todo” antes de poder enseñar. Error. Relájate, la vida es un continuo proceso de aprendizaje. Capacítate; mientras enseñas, aprende. Los hijos necesitan que los padres validen la información que ellos reciben desde las fuentes diversas de educación informal (TV, amigos, chistes, etc.). Todos los niños expresan que necesitan dirección de sus padres en el tema sexual. La interacción entre los hijos y sus padres posibilita que los niños vayan integrando conceptos que les permitan crecer saludablemente en todas las áreas de la vida.

Sigue leyendo

Estrategias infalibles para incrementar el factor de seguridad en tu matrimonio

couple-praying

Dr. Carol Peters-Tanksley 

Conectado. Amoroso, Comprometido. Vigorizante. Feliz. ¿No es la clase de matrimonio que deseas?

Si respondes que sí, sigue leyendo. Compartiré contigo una clave importante que te ayudará a llegar allí.

Por otro lado, si prefieres tener un cónyuge que puedas manipular y controlar, y que camine sobre cáscaras de huevos alrededor de ti, siéntete libre de salir de esta página. Esto no te ayudará a poner a tu cónyuge en una caja, y tenerlo allí para tu propio placer individual.

Si te encuentras quejándote por lo que tu cónyuge está o no está haciendo, quiero sacudir tu perspectiva. Sí, está fallando en muchas formas. Pero ahora mismo, imagínate a ti mismo en los zapatos de él o ella. Y luego hazte la siguiente pregunta:

¿Qué tan seguro se siente mi cónyuge conmigo?

Puede que te sientas justificado en comportarte de mala manera hacia tu cónyuge debido a la forma en que él o ella te ha fallado – y te está fallando. Pon esos pensamientos a un lado por ahora. Desde la perspectiva de tu cónyuge, ¿estás creando un espacio en el que se sienta seguro o segura?

Si eres un esposo, podrías verte así:

  • ¿Tu esposa se siente provista, protegida y apreciada por ti?
  • ¿Siente que tomas sus opiniones, sentimientos e ideas en cuenta al tomar decisiones?
  • ¿Puede ella venir a ti con frustraciones o problemas, sabiendo que la escucharás?
  • ¿Entiendes a tu esposa? ¿Se siente comprendida por ti?
  • ¿Siente que verdaderamente valoras sus dones, talentos y sueños?
  • Como su esposo, ¿la ayudas a prosperar?

Si eres una esposa, podrías verte así:

  • ¿Se siente tu esposo respetado por ti?
  • ¿Siente que aprecias sus luchas y las cosas que hace por ti?
  • ¿Siente él que tiene tu respaldo y apoyo cuando vienen los ataques, y que estás con él en todo?
  • ¿Siente que estás interesada en todo lo que a él le importa y que quieres ser parte de su mundo?
  • ¿Siente que tú eres su más grande fan?
  • ¿Puede él compartir su corazón contigo, sabiendo que vas a guardarlo cuidadosamente?

¿Qué bien crees que lo estás haciendo en esto? ¿Cuán seguro se siente tu cónyuge contigo?

Por qué es tan importante la sensación de seguridad

¿Estarías inclinado a preocuparte, respetar, amar, honrar y cuidar de alguien que fuera quisquilloso, demandante, impredecible, crítico o manipulador? ¡No!

Sentirse a salvo no solo un ingrediente importante en un matrimonio saludable, sino que es algo que imprescindible.

Imagina una hermosa mariposa o un ciervo salvaje. ¡Tu cónyuge no es ni uno ni lo otro! Pero si quieres que tu esposa muestre su fascinante belleza, para volar con alegría, no puedes aplastarla. Si quieres que tu esposo te abrace con energía y pasión, no puedes empujarlo hacia abajo y apedrearlo con la crítica.

Esas analogías no son una imagen adecuada de lo que tu esposa o esposo llevan a tu vida, pero ilustran cómo no serán felices juntos, sin una gran medida de seguridad.

Aumentando el factor de seguridad

Así que, has reconocido que tu corazón no es el lugar seguro para tu cónyuge que necesita ser. A continuación, algunas formas en las cuales puedes incrementar el factor de seguridad en tu matrimonio:

  1. Discúlpate cuando hayas causado dolor. No importa si estabas “en lo correcto” o no. Si tu cónyuge fue herido por tus palabras o acciones, asúmelo. Presta atención al dolor que causaste, discúlpate y pide perdón. Date cuenta cómo le causaste el dolor y hazlo diferente la próxima vez.
  2. Considera cómo tu comportamiento afecta a tu cónyuge. ¿Estás demasiado ocupado? ¿Lo criticas constantemente? ¿Rechaza la intimidad? ¿Tomas decisiones sin su opinión? Tienes para elegir – y realmente preocuparte – cómo tu comportamiento afecta a tu cónyuge. El punto no es hacer solamente o siempre lo que tu cónyuge quiere, sino verdaderamente preocuparte por cómo lo afectas.
  3. Sólo habla bien de tu cónyuge en público. Hay un lugar para confrontar los errores de tu cónyuge, y no es en público. Encuentra un creyente cristiano más maduro o un consejero para tener una ayuda honesta – confidencialmente. Pero menospreciar a tu cónyuge frente a tu familia, amigos o en las redes sociales, definitivamente nunca.
  4. Cuando tengas una queja, escoge tus palabras cuidadosamente. Tu cónyuge cometerá errores, te lastimará y te decepcionará. Habrá tiempos en lo que tendrás que confrontarle. En lugar de menospreciar su carácter, habla hacer de su comportamiento y cómo te afecta. Imagina cómo te sentiría si dice lo mismo de ti, y escoge tus palabras apropiadamente.
  5. Busca entenderle. Es fácil enfocarte en lo que tu cónyuge está haciendo mal, o en tus propias necesidades y deseos. Elige enfocarte en tratar de entender a tu cónyuge. Tomate el tiempo de escuchar atentamente cuando tiene algo que decir. Haz preguntas que te ayuden a verdaderamente entender a dónde quiere llegar.

Si el factor de seguridad es bajo en tu matrimonio, ¿por qué no das el primer paso para mejorar las cosas? Y, al incrementar el factor de seguridad, estarán más conectados y felices.

Vía: Charisma Magazine

No dudes

dudes

Cindy Trimm

“Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió”.

—Hebreos 10:23

No puedes ser indeciso cuando oras: un día confías en Dios, al siguiente no lo haces. Un día oras esto, al día siguiente quieres lo opuesto. Le dices una cosa a Dios en fe, y luego vas a tomar café con tus amigos y hablas de que nunca podrá ocurrir. Eres endeble en lo que quieres y a dónde vas. Esto no puede ser así si estás al mando de tu entorno en el poder de Dios.

Oración

En el nombre de Jesús yo rechazo todas las formas de vacilación; no le daré lugar en mi vida. Yo decreto y declaro que solo recibo lo que emana de la mente de Dios, semillas de esperanza y de fe. Padre, limpia mi mente con tu Palabra. Decreto y declaro que al igual que Daniel me mantendré firme en oración y fe, y no vacilaré. En el nombre de Jesús, amén

Tomado del Libro Devocional Declara Bendición Sobre Tu Vida de Cindy Trim

Exige la restitución

restitución

Cindy Trimm

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir”.

—Isaías 46:9-10

El enemigo se ha apoderado ilegalmente de muchas de nuestras posesiones y debemos hacer que las devuelva: nuestra reputación, nuestro matrimonio, nuestros hijos, nuestras comunidades, nuestras naciones. Él no nos las dará hasta que se lo exijamos. Debemos aprender cómo golpear a las puertas del cielo mediante la oración y demandar la restitución de lo que nos ha robado. Él es un ladrón y debe entregar lo que por derecho nos pertenece a cada uno de nosotros.

Oración

Yo declaro y decreto que todo lo que pertenece a mi vida y a la piedad y todo lo que fue preparado para mí antes de la fundación del mundo, debe serme entregado en el tiempo señalado. Yo mando que todas las cosas que el enemigo ha tragado sean escupidas y soltadas. Que no haya invasión demoníaca. Si hubiera okupas satánicos, en el nombre de Jesús, que salgan de mi propiedad, que salgan de mi territorio, que se vayan fuera de mi ámbito de influencia, salgan de mi familia, salgan de mis relaciones, salgan de mis finanzas, salgan de mi cuerpo, y salgan de mi mente. Tienen que irse ahora en el nombre de Jesús, amén.

Tomado del Libro Devocional Declara Bendición Sobre Tu Vida de Cindy Trimm

Conoce el Reino de Dios

un-paisaje-muy-bello-1895

Cindy Trimm

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”.

—Hebreos 4:12

Tenemos que aprender a ver con nuestros ojos espirituales tan fácilmente como vemos con nuestros ojos físicos. Debemos llegar a comprender cuánto mayor es Dios que todo lo que podamos enfrentar aquí en la tierra. Tenemos que profundizar en el espíritu en oración, para estar cómodos con el Reino de Dios y la forma en que funciona. Y, por supuesto, la Biblia es nuestro manual para todas las cosas espirituales. Es un alimento espiritual que fortalece y nutre el espíritu humano dentro de nosotros. Es el entrenador personal del alma para que podamos discernir los pensamientos y las intenciones del corazón.

Oración

Padre, santifícame mediante tu Palabra. Haz que mis palabras se alineen con lo que el cielo está diciendo hoy de mí. Abre mis ojos para ver las realidades espirituales. Permíteme ascender a nuevas alturas en ti y caminar en el reino de lo sobrenatural, donde lo milagroso es un lugar común. Tú eres el único Dios, grande y temible, y estoy admirado en tu presencia. Nada de lo que enfrentemos podría compararse contigo. Padre, ordena mis pasos en tu Palabra hoy. En el nombre de Jesús, amén.

Tomado del Libro Devocional Declara Bendición Sobre Tu Vida de Cindy Trimm